El Lado Humano De Criar Hijos

El lado humano de criar hijos

Si eres padre o abuelo ya sabes que hay muchas reglas para criar a los hijos. Hoy veremos por qué ignorar estas reglas, a veces, puede ser buena idea.

Criar a un niño es una relación humana, y las relaciones humanas no se pueden reducir a un conjunto de reglas.

Las reglas son sólo pautas generales y tanto tu hijo como tú son únicos. Cada uno de ustedes es producto de una combinación especial de genes y ambiente que jamás ha existido antes. Más aun, tú tienes una relación especial con cada uno de tus hijos que es diferente a la relación de cualesquiera dos otras personas en el planeta.

Evita cometer el error de hacer encajar esta relación en una idea preconcebida de cómo “se supone” que tiene que ser. Abstente de seguir dogmáticamente un conjunto de reglas, incluso cuando las reglas fueron escritas por supuestos “expertos”. Y no intentes forzar a tu hijo a que se amolde a la idea de otra persona de cómo él o ella tendría que ser.

Lo más importante que puedes hacer por tus hijos o nietos es ofrecerles estabilidad, guía y apoyo mientras ellos exploran y aprenden a darse cuenta de su único ser potencial que se está desplegando en su interior.

Puedes reforzar sus esfuerzos para que alcancen metas que valgan la pena. Puedes poner límites razonables. Puedes ser flexible. Pero sobre todo, puedes asegurarte de que ellos sepan que tú los reconoces y los respetas por la bondad que yace dentro de cada uno de ellos.

Nota: Agradecemos los contenidos al blog http://www.thepacificinstitute.com

Anuncios

¿A Dónde Voy?

A donde Voy

Una pregunta que comenzamos a hacernos cuando nos encontramos al comienzo de un nuevo curso, y una pregunta muy importante que deberías hacerte es: “¿A dónde voy?”.

Si sigues en tu rumbo actual, ¿dónde estarás en un año? ¿En cinco años? ¿En diez? ¿Ahí es donde realmente quieres llegar? Sé honesto contigo mismo.

Alguien dijo una vez que la mejor forma de predecir el futuro es tener una idea muy clara de qué está sucediendo en el presente. Necesitamos hacer lo mismo en nuestras vidas.

Si te haces esta pregunta y no te gusta mucho la respuesta, es importante que sepas que tienes el poder de cambiar tu rumbo. Puedes comenzar a hacerlo hoy mismo. De hecho, lo puedes hacer en este mismo instante, si realmente así lo deseas.

Todo lo que necesitas es elegir cambiar con todo tu corazón y luego cumplir con este compromiso con las acciones apropiadas, un día a la vez.

No necesitas saber exactamente a dónde vas o precisamente cómo llegarás allí; pero sí necesitas tener un buen sentido de reconocimiento de si vas en la dirección correcta. ¿Y cómo sabes si es así? Ve despacio, tómate el tiempo para reflexionar y pregúntate: “¿Esto se siente bien?”. Luego, espera la respuesta y haz cualquier corrección necesaria lo más pronto posible.

Nota: Agradecemos los contenidos al blog http://www.thepacificinstitute.com

Equilibrio En Mis Deseos

RUEDA-DE-LA-VIDA-cova1[1]

Una de las herramientas para organizar los deseos con las que contamos que es fácil de usar, es la que llamamos “rueda de la vida”.

Dibuja un círculo y luego divide el círculo en seis u ocho segmentos, de manera tal que tengas algo parecido a las porciones de un pastel. Luego, etiqueta cada sección con el nombre de un área de tu vida que es importante para ti.

Estas secciones pueden ser familia, actividades de ocio, desarrollo espiritual, finanzas, trabajo o carrera (cualquier cosa que sea importante y relevante para ti). Ahora bien, cada una de estas secciones puede tener su propia rueda de balance, a medida que profundizas los diferentes aspectos de qué quieres de cada área.

(Otra cosa que puedes hacer con tu rueda de la vida es empezar desde el centro, con el número 1 y colocar indicadores hasta llegar al número 10 en la circunferencia más externa. En cada sección, tú decides lo satisfecho que te sientes con esa área de tu vida en particular, en una escala del 1 al 10. Esto te dará una buena idea de qué áreas en tu vida necesitas desarrollar para poder tener una vida equilibrada).

Mientras organizas tus “deseos” en categorías o segmentos, probablemente notarás que muchos deseos entran en el mismo segmento. Aquí puedes usar como herramienta una rueda de la vida secundaria o “mini” para cada sección. Tus “minirruedas” pueden tener la misma cantidad de secciones, o tener más. Para esto, no hay reglas, ¡deja que tu mente sea creativa!

Los resultados te harán reflexionar.

Nota: Agradecemos los contenidos al blog http://www.thepacificinstitute.com

La Felicidad Es Una Elección

Ser feliz es una elección

¿Qué sería necesario para que fueras feliz?

Algunas personas creen que si tan sólo tuvieran una u otra cosa o una cierta suma de dinero, serían felices. Otras creen que si estuvieran enamoradas de alguien maravilloso que las amara, entonces serían felices. Y hay incluso otras personas que creen que si ocurriera un milagro que curara a alguien a quien aman de su enfermedad, entonces eso las haría felices. Y todas están en lo cierto.

Pero hay algo más en todo esto, algo que eleva a la felicidad a otro nivel. Verás, la felicidad es una decisión que tomas, no algo que te sucede o que no te sucede. Puedes elegir ser feliz en este momento, sin importar qué tienes y qué no.

El primer paso para hallar tu propia felicidad es la gratitud. Si desarrollas y aumentas tus capacidades de valoración al enfocarte en la belleza de tu vida y no en sus imperfecciones, ya estarás a medio camino.

Está garantizado que verás una abundancia de belleza en tu vida, sin importar cuál sea tu entorno o circunstancias, si tan sólo la buscas. Una vez que la puedas ver, ¡valórala! Y no sólo a nivel intelectual. Deja que te dé regocijo real.

Seamos sinceros: la vida es demasiado corta para ser infeliz. El momento para ser feliz es ahora. El lugar para ser feliz es aquí. Y las razones para ser feliz están por doquier a tu alrededor. Por lo tanto, ¿qué estás esperando?

Nota: Agradecemos los contenidos al blog http://www.thepacificinstitute.com

Primero, ¿Qué Quiero?

que quiero

Vamos a realizar un proceso de visualización y de proposición de metas que te servirá durante el resto de tu vida y que te harán reflexionar en estos días.

Hazte la siguiente pregunta: “¿A dónde voy?”. La mayoría de nosotros dedicamos muy poco tiempo a responder esa pregunta. Y cuando lo hacemos, por lo general es porque algo que nos ha sucedido nos obliga a fijarnos. Bien, vamos a eliminar el “tengo que” de la cuestión y dediquémonos realmente a pasar uno o dos (o más) minutos observando con honestidad a dónde nos dirigimos. (La honestidad es la parte clave de todo esto).

Puede ser conveniente que escribas tus pensamientos y tus observaciones. Tener un diario te permitirá tener más introspecciones y momentos “ajá” de los que puedas imaginar. Una vez que veas estos pensamientos en el papel, verás cómo los modelos comienzan a aparecer (modelos que al estar bloqueados en tu cerebro no eran evidentes).

Una vez que hayas descubierto honestamente a dónde vas, llegará la hora de decidir si eso es lo que tú “quieres”. Seamos sinceros, a veces la vida nos pone obstáculos y perdemos contacto con esas cosas que sabemos que nos satisfacen. No las cosas materiales, sino darle rienda suelta a los talentos y las habilidades que han quedado atrapadas en nuestro interior.

Así es que cuando tengas un rato de tranquilidad, deja que tu mente “salga a pasear” y pasa un rato pensado qué es lo que realmente quieres (quieres tener, quieres ser, quieres hacer). No le pongas restricciones a tus reflexiones, simplemente deja que tu mente viaje y escribe lo que piensas.

Nota: Agradecemos los contenidos al blog http://www.thepacificinstitute.com

Vivir tu vida al máximo

Vivir tu vida al maximo

¿Alguna vez te has preguntado cómo puedes saber si estás viviendo tu vida de la mejor forma posible? Hay algunos indicadores bastante buenos; hoy, explorémoslos.

Si recibes este mensaje con regularidad, probablemente hayas leído que crear una vida que te sirva, que se sienta bien y que te haga feliz depende, en gran parte, de ti. ¿Pero cómo puedes saber si estás viviendo tu vida al máximo? Hay algunas preguntas que puedes hacerte que te ayudarán a saber lo que necesitas saber. Por ejemplo:

*   ¿Estás haciendo lo que amas hacer la mayoría del tiempo? Todos hacemos algunas cosas que no nos agradan mucho, pero si todo lo que hacemos es eso, tenemos un problema.

*   ¿Te sientes cómodo la mayoría del tiempo? Por supuesto, todos nos ponemos nerviosos a veces, pero la gran mayoría de los días no tienen que estar saturados de ansiedad ni miedo.

*   ¿Estás dispuesto y puedes tomar riesgos?

*   ¿Te sientes con la libertad de equivocarte sin que esto cause críticas duras o una catástrofe?

*   ¿Te permites fracasar de vez en cuando sin hacerte problemas innecesarios?

*   ¿Te sientes optimista sobre el futuro y tienes confianza en que tus planes se realizarán?

*   ¿Sientes que tu vida es una vida en la que puedes ser tu mejor tú?

Si respondiste “no” a cualquiera de estas preguntas, es importante que te des cuenta que al tolerar estas condiciones, no le haces ningún favor, ni a ti ni a nadie. ¿Será que tal vez ya es hora de hacer algunos cambios?

Nota: Agradecemos los contenidos al blog http://www.thepacificinstitute.com

Talentos Naturales

Talento Natural

 ¿Eres una persona con talento? Te consideres con talento o no, necesitas saber que tienes al menos un talento natural.

Es fácil mirar a un músico o artista o bailarín famoso y decir: “Guau, esa persona tiene mucho talento”. Pero si alguien te preguntara si tú lo tienes , tenderías a decir: “Pues, no, en realidad no”.

Verás, la mayoría de nosotros que no tenemos carreras artísticas brillantes hemos sido entrenados para vernos como personas a quienes les falta talento. Sí, nos esforzamos mucho y estamos dispuestos a aprender lo que tenemos que aprender para que nos vaya bien en nuestros trabajos, pero no nos vemos como personas precisamente con talento.

Sin embargo, el hecho es que estamos equivocados. Todos tenemos algún talento natural. Ahora bien, tal vez no sea un talento musical o artístico, pero tal vez tengamos una afinidad para recordar números, o tal vez podamos visualizar formas sólidas y seamos buenos para pensar en tres dimensiones. Tal vez seamos muy buenos para manipular herramientas pequeñas con precisión o tal vez seamos genios de los ordenadores y de los últimos aparatos electrónicos en el mercado. Tal vez nos sea muy fácil desglosar una idea en sus partes componentes.

¿Lo ves?, existen muchos tipos de talentos, al igual que hay muchos tipos de personas, y todos son valiosos. Por eso, no te subestimes si no puedes componer una sinfonía o bailar como Beyoncé. Tampoco subestimes a tus hijos. En cambio, aliéntalos a descubrir sus dones naturales y no te preocupes por las cosas para las que no son tan buenos. Así, los ayudarás a desarrollar una autoestima elevada y a producir una vida muy individual y satisfactoria.

¿Cuáles son tus talentos naturales? Tómate tiempo y examínate bien a ti mismo. Es posible que te sea difícil reconocer tus talentos debido a cómo te condicionaron a definir “talento”, ¡pero están ahí! Te lo garantizamos.

Nota: Agradecemos los contenidos al blog http://www.thepacificinstitute.com