Recibiendo Regalos

Recibiendo regalos
Hoy, veamos el arte de aceptar cosas de los demás. Todos sabemos que al dar uno se siente estupendo, y la mayoría de nosotros hemos aprendido que es mejor dar que recibir. Pero el ser capaz de recibir amablemente es una bendición también, y es lo que queremos ver hoy.

¿Cómo se siente al dar un regalo que es prácticamente ignorado o, peor, mal recibido? Bastante mal, ¿verdad? Los niños, sobre todo, trabajan mucho tiempo y con gran amor para hacer regalos especiales para sus familias. Puede ser devastador ver que su mejor obra es ignorada o que se deja de lado con un comentario como: “Y esto, ¿qué se supone que es?”.

Algunas personas tienen dificultades para decir las mentiras piadosas que a veces parecen necesarias, para no herir los sentimientos del otro. Sin embargo, nunca es necesario sentirse así. Usted no tiene que decir: “Esto es exactamente lo que siempre había querido” si no es cierto. Pero  puede encontrar algo para elogiar y puede reconocer seguramente con placer, la consideración y el esfuerzo que la persona que le ha regalado ha demostrado, sin preocuparse de mostrar demasiado la verdad.

Verá, cuando recibe un regalo amablemente y con gratitud genuina, también está dando algo muy valioso al mismo tiempo que recibe. Como dice el refrán: “Es una bendición dar y recibir”. Y es una de esas ocasiones raras en las que puede tener ambas cosas.

Nota: Agradecemos los contenidos al blog http://www.thepacificinstitute.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s