La Trampa de la Mentalidad

  La trampa de la mentalidad

¿Alguna vez oíste algo sobre la mentalidad “o esto o aquello”? Tenerla es un error peligroso pero común, y que a muchos de nosotros nos condicionaron para que la tuviéramos.

La mentalidad “o esto o aquello”, o la mentalidad “o blanco o negro”, como a veces se la llama es algo peligroso. Básicamente es exactamente como suena. Las personas con la mentalidad “o esto o aquello” no ven los matices de gris. Quieren respuestas fáciles a preguntas difíciles, y así ven a la vida en términos de ganadores o fracasados, de tipos buenos y tipos malos, de éxito y fracaso, de lo correcto y lo incorrecto.

De lo que ellos no se dan cuenta es que lo correcto y lo incorrecto a menudo depende del tiemplo, del lugar, de la cultura y del propósito, entre otras cosas. No entienden que nadie es o bueno del todo o malo del todo, o que el “éxito” y el “fracaso” dependen de cómo los definas -lo mismo que “ganar” y “perder”-. Estas personas no ven los grados de diferencia que se extienden entre la mayoría de los opuestos, porque si lo hicieran, necesitarían capacidades de pensamiento más complejas y una disposición para lidiar con las diferencias sutiles.

Ahora bien, sí es cierto que no ven estas cosas. Arman zonas ciegas o “escotomas” para esta información, porque amenaza su sistema de creencias del tipo “o esto o aquello”. Entonces, aun si es cierto, no les llega. La siguiente es una tarea para el resto de este año. Durante esta época festiva que se aproxima, cuando estés en las cenas especiales, en las fiestas o en las reuniones, sólo siéntate y escucha a las conversaciones a tu alrededor. ¿Qué estás escuchando? ¿Cuántas personas están utilizando esta mentalidad “o esto o aquello”? ¿Cómo les afecta a las demás personas en la conversación?

En una sociedad cada vez más global, la flexibilidad de pensamiento es algo obligatorio. Está atento contigo mismo cuando estés pensando “o esto o aquello”. La mayoría de las personas lo hacemos, de vez en cuando, pero limita nuestras opciones drásticamente. Tener consciencia de uno mismo deliberadamente es esencial -y también lo es un deseo fuerte de mantener tu mente abierta al abanico completo de posibilidades que evitará que te quedes encerrado en un mundo de “o esto o aquello”-.

Nota: Agradecemos los contenidos al blog http://www.thepacificinstitute.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s