Cumpliendo Con Tu Palabra

Cumpliendo con tu palabra

¿Eres bueno cumpliendo los acuerdos… que haces contigo mismo?

Los acuerdos que hacemos son siempre con nosotros mismos, aunque a veces incluyen a otras personas. En ese sentido, son como relaciones. Todas nuestras relaciones son con nosotros mismos, pero con frecuencia incluyen a otras personas también.

Ahora bien, tu palabra es una de las cosas más preciadas que tienes, pero muchas personas no le dan importancia a no cumplirla. Esto es un error por dos motivos.

El primero y más obvio, es que debilita tu credibilidad ante las demás personas. Pero incluso más importante, debilita tu credibilidad, confiabilidad y fiabilidad ante ti mismo. No puedes evitar actuar de maneras que reflejan tu disposición a no cumplir con tu palabra. Por lo tanto, una vez que hayas accedido a un acuerdo y dado tu palabra, haz todo lo que esté en tu poder para no dejar de cumplirla. La palabra sin cumplir, como una copa resquebrajada, no dura mucho.

Cuando cumplas tu palabra cuidadosamente, o sea, cuando la mantengas fuerte, confiable y cierta, conocerás el poder de la fiabilidad. Y cuando des este poder a una causa merecedora en la que tú creas, su efecto será el doble de poderoso.

Ralph Waldo Emerson una vez dijo: “Confiar en ti mismo es el primer secreto para el éxito”. Pero, ¿cómo puedes confiar en ti mismo si no honras tus acuerdos y cumples tu palabra, especialmente contigo mismo?

Nota: Agradecemos los contenidos al blog http://www.thepacificinstitute.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s